Demanda de divorcio por culpa

Demanda de divorcio por culpa

El divorcio por culpa es una causal de disolución del matrimonio que se produce cuando uno de los cónyuges incumple gravemente con sus deberes y obligaciones conyugales. Para que se declare el divorcio por culpa, es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Que exista una falta atribuible al otro cónyuge.
  • Que esta falta represente una grave infracción a las obligaciones y deberes conyugales y/o a los hijos en común (si los hubiere).
  • Que la falta grave haga intolerable la vida en común.

Las causales de divorcio por culpa que se encuentran establecidas en la ley son las siguientes:

  • Infidelidad. El adulterio es la relación sexual de uno de los cónyuges con otra persona que no es su cónyuge.
  • Abandono del hogar común. El abandono del hogar común es la separación voluntaria y prolongada del cónyuge de la vivienda familiar.
  • Violencia intrafamiliar. La violencia intrafamiliar es toda acción u omisión que tenga por objeto causar daño físico, psicológico o sexual a un cónyuge, a sus hijos o a cualquier persona que viva en el hogar común.
  • Haber sido condenado por un delito grave. La condena por un delito grave es una falta atribuible al cónyuge que hace imposible la convivencia.
  • Haber incumplido gravemente con los deberes y obligaciones conyugales. Este es un concepto amplio que puede incluir cualquier conducta que constituya una infracción grave de los deberes conyugales, como por ejemplo, la embriaguez habitual, el juego patológico o la ludopatía.

El procedimiento para solicitar el divorcio por culpa es el siguiente:

  1. El cónyuge que desea divorciarse debe presentar una demanda de divorcio ante el tribunal de familia correspondiente.
  2. La demanda debe contener los siguientes requisitos:
    • Los datos personales de los cónyuges.
    • Los hechos que fundamentan la demanda.
    • Las pruebas que se aportan para acreditar los hechos.
  3. El tribunal citará a los cónyuges a una audiencia de conciliación.
  4. Si la conciliación no es exitosa, el tribunal dictará sentencia declarando o no el divorcio por culpa.

La sentencia que declara el divorcio por culpa produce los siguientes efectos:

  • Disuelve el vínculo matrimonial.
  • Determina la pensión alimenticia y la compensación económica, en su caso.
  • Determina el régimen de visitas y estancias de los hijos, en su caso.

Es importante destacar que el divorcio por culpa es una causal de divorcio muy gravosa, ya que supone una declaración de culpabilidad del otro cónyuge. Por ello, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especialista en derecho de familia antes de iniciar un proceso de divorcio por culpa.

Consejos para redactar una demanda de divorcio por culpa

La demanda de divorcio por culpa es un documento legal que debe redactarse con cuidado y precisión. Para que la demanda sea exitosa, es importante que contenga los siguientes elementos:

  • Una exposición clara y concisa de los hechos que fundamentan la demanda.
  • Pruebas que acrediten los hechos alegados.
  • Una fundamentación legal que sustente la petición de divorcio por culpa.

A continuación, se presentan algunos consejos para redactar una demanda de divorcio por culpa:

  • Utilice un lenguaje claro y sencillo. Evite el uso de tecnicismos legales que puedan dificultar la comprensión de la demanda.
  • Sea conciso. No se extienda demasiado en la exposición de los hechos. Lo importante es que la demanda sea clara y precisa.
  • Proporcione pruebas. Es importante aportar pruebas que acrediten los hechos alegados. Las pruebas pueden ser documentos, testigos o informes periciales.
  • Fundamente legalmente su petición. Al final de la demanda, debe exponer los fundamentos legales que sustentan su petición de divorcio por culpa.

Si necesita ayuda para redactar una demanda de divorcio por culpa, puede contar con el asesoramiento de un abogado especialista en derecho de familia.

×

Hola!

Clic en uno de nuestros contactos para chatear por WhatsApp

×